Son videojuegos diseñados con un propósito principal distinto al entretenimiento.

Principales áreas de aplicación:

  • Educación: estimulación cognitiva, adquisición de conocimiento y desarrollo de competencias.
  • Salud: prevención, sensibilización, training y mejora del bienestar emocional.
  • Empresa: desarrollo de habilidades técnicas y transversales.